mayo 28, 2022
Prácticas de sexo muy sucias

Prácticas de sexo muy sucias

Si bien la superación personal ha sido definida como ser y hacerse mejor, también el lado oscuro, pero permitido, de la vida, tiene sus anhelos de superarse para explorar sensaciones que comúnmente están en la imaginación. E incluso dentro de ese imaginario, cortas se quedan. Por ello hay personas que buscan para su intimidad, donde sólo su contraparte y su persona se encuentran (entre otras quizá), para sacar a relucir lo que bien oculto tienen, unas prácticas de sexo muy sucias.

Vamos de menor a mayor

Como la investigación que usted está realizando acá es para explorar cosas que aunque imagina, prefiere llevar de manera más gradual para no hacerlas mal y menos espantar a su pareja, aunque está esté 100% de acuerdo, vamos a ir in crescendo con unas prácticas de sexo muy sucias, pero algo “light”, sin quitarles lo atrevidas, salvajes, toscas, pero no violentas.

  • El beso negro: El número uno en todas las listas. Quien lo hace a la primera, podrá hacer más y en ascenso. Vaya directo al escroto o límite de la vagina, comience a cosquillear para relajar, luego baje y absorba y lengüetee todo lo que guste, claro, sin olvidar los besos que dan el nombre.
  • Escupir: Lubricar vagina y pene en el oral o en la penetración y que se oiga, se vea, lubrique y se derrame.
  • Lluvia dorada: Una suave y bien estructurada orinada en cuerpo y rostro de su contraparte a manera de regado, no de chorro directo. Es una de las Prácticas de sexo muy sucias muy usuales en el japanese scat que puede ver para aprender.
  • Groserías posesivas: No es ofender la dignidad, es dominar con las groserías, dar órdenes de lo que quieres ver, oír o que te haga tu contraparte y expresar de la manera más altisonante lo que sientes, sin importar quién te escuche fuera. siempre debe ser mutuo.
  • Asfixia erótica: Hay que tener mucho control de cómo y con qué se hace. Con un poco tranca de respiración y el acto sexual a la vez, la adrenalina, endorfina y las hormonas estimulan hasta el hipotálamo, haciendo que ambos se comprometan como uno solo en el que cada quien sabe su rol… ¡y hasta lo intercambian!
  • Rasguños y mordidas y golpes: Los rasguños son muestra de presión ante el orgasmo. Las mordidas, es hacer sentir que se quiere más que la piel. Los golpes son más bien nalgadas con órdenes, apretones de cara y palmadas en la vagina o en el pene para decirle “eso es mío” y que también esas zonas han de obedecer de manera incondicional durante el sexo y el resto de la vida.

Prácticas de sexo muy sucias

Prácticas de sexo muy sucias

Existen prácticas que a veces se dan con la persona deseada, otras con alguien a quien se contratan y otras por casualidad, sin llegar a ser cualquier acto delictivo, sino un “tácito sentir de que ambos quería, pero no se daba hasta que.” Y que pueden comenzar así, en lo que de manera sucinta les describiremos:

  • Somnofilia: Parafilia que consiste en tener sexo (directo o masturbación viéndole y/u oliéndole) con una persona cuando está dormida.
  • Clismafilia: Excitación al recibir líquidos en el ano (similares a enemas).
  • Sadismo y masoquismo: Es la relación de dolor y humillación con la definición real de placer.
  • Acrotomofilia: Tener sexo con alguien con algún miembro amputado, excitados por los tocones que poseen, en especial de las piernas.
  • Coprofilia y Urofilia: Excitación causada por vista, olor, tacto, gusto de las heces y micciones de su contraparte. Son las número uno de las prácticas de sexo muy sucias en el mundo y en la historia.

Existen otras parafilias y/o fetichismos a practicar. Pero como bien dijimos, esto es gradual. Si has seguido la lista, dinos hasta cuál estuvieron de acuerdo y en las que no, el motivo de la negativa para su contraparte, usted o ambos. Y recuerde que estas prácticas de sexo muy sucias, quizá salvo la somnofilia, ameritan mucho consenso para que no acarreen problemas y a su vez, les salgan tan bien como lo desean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas, elaboración de perfiles y publicitarias) para crear un perfil según tus hábitos de navegación. Puedes cancelar todas o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas clicando en "Aceptar" y seguir navegando. Te aconsejo leer la Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies