agosto 8, 2022
lo mejor de una copa menstrual

Copa menstrual

Teniendo en cuenta el uso extendido de la copa menstrual, seguramente quieras saber todo lo que tienen para ofrecer estas grandiosas compañeras de higiene. Difícilmente no habrás escuchado hablar a tus compañeras o habrás visto un comercial en la televisión sobre las copas de la regla. Pero, ¿son confiables? ¿son cómodas? y ¿cuál es su precio?

Presta atención porque responderemos a esas y más preguntas. El cuidado de la higiene es un aspecto importante en la vida de toda femenina. Incluso si eres un hombre, conocer qué son las copas menstruales y cuáles son sus ventajas, ayudarán a forjar una relación de sanidad entre la menstruación y las necesidades personales.

En el siguiente artículo abordaremos los puntos más importantes sobre la copa menstrual. Incluyendo algunas notas de los ginecólogos sobre su uso y cómo deberían aprovecharse correctamente. De esta manera, entenderemos qué las ha convertido en un producto esencial para el cuidado de las mujeres. ¡Veamos qué esconden!

¿Qué es una copa menstrual?

La copa menstrual es un producto similar al tampón, elaborado de silicona médica especial, que se introduce en la abertura de la vagina para detener el sangrado provocado por la menstruación. Lo especial de la copa de la regla, como también se le conoce, es que se adapta a las paredes vaginales para no dejar escapar a los flujos de sangre en el movimiento.

copa menstrual

A diferencia del tampón, tienen una vida útil más longeva, alcanzando las 12 horas de uso por día. Lo que es bastante considerando las cantidades de sangre que se depositan en un periodo de 24 horas. Aunado a la consideración anterior, se le suma que tienen un uso ilimitado de acuerdo a los cuidados que se le den. Ya que puedes limpiarlo y volverlo a usar en los meses posteriores.

La finalidad de este producto de higiene personal femenino, el cual tiene forma de copa como bien lo indica su nombre, es alojarse en la vagina y recoger el flujo menstrual que sale desde las aberturas del sistema reproductor femenino. Posicionándose como un buen producto alternativo a los métodos tradicionales de un solo uso, como es el caso de las toallas y tampones.

Por último, teniendo en cuenta que es silicón médico, no hay que preocuparse por la seguridad. Ya que no rasga las paredes vaginales, ni mucho menos causa algún tipo de infección. Como sí podría suceder con algunos métodos poco convencionales y caseros que se inventan las personas para no tener que gastar en otros retenedores de flujos sanguíneos menstruales.

Historia de la copa menstrual

En realidad, la copa menstrual no es un producto nuevo. La historia de este importante producto de higiene comienza finales del siglo 19, cuando en las tiendas se comenzaron a ver los primeros modelos de la copa. Las cuales, por supuesto, no eran tan novedosas como las que conocemos a día de hoy.

No es hasta los años 1920 y 1930 donde se ve un gran auge de la copa menstrual como un producto de forma industrial. Sin embargo, el material principal era el látex, no con silicona. Posteriormente, y 70 años a través del tiempo, evolucionó hasta encontrar unos tipos de copas menstruales de silicona médica en diversos tamaños.

La respuesta ante la duda de por qué a día de hoy, teniendo tanto acceso a la información, un producto con buena historia siga siendo un tabú para la sociedad, solo responde ante la poca falta de educación a temprana edad de las alternativas para detener y recoger los flujos de sangre en medio de la menstruación.

Por suerte, la popularidad en los últimos años ha posicionado a la copa menstrual como una de las opciones favoritas de las mujeres. Y viéndose un auge tremendo tanto en su uso, como en su elaboración. Encontrando más diseños, estilos y tallas de las que se encontraban antes.

Características de la copa menstrual

Teniendo en cuenta que es un producto de higiene poco conocido y algunas mujeres no tienen ni idea de su fabricación, hemos decidido elaborar un apartado sobre las características esenciales de una copa menstrual. De modo que tengas una idea sobre el tipo de objeto que estás introduciendo en tu vagina para detener el flujo menstrual.

uso de una copa menstrual

  • Ecológico. Una de las principales singularidades de la copa menstrual es que es catalogado como un producto ecológico. Es decir, amigable con el medio ambiente. También, gran parte de su reducido precio se debe a esta característica esencial. Lo anterior se demuestra en el material de elaboración, que es la silicona médica hipo alergénica y compatible con los organismos de las mujeres.
  • Adaptable. Una realidad es que no todas las vaginas son del mismo tamaño o tienen las mismas particularidades. Partiendo desde este punto, la copa menstrual entiende el contexto y se presenta como un producto fiable, que se adapta al tamaño y los orificios de las mujeres. Una vez que se coloque de forma correcta no se soltará de su puesto. Destacando en comodidad considerablemente.
  • Duraderos. A diferencia de los tampones, las toallas íntimas y los envases de plástico, la copa menstrual se mantiene a través del tiempo en constante uso sin llegar a degradarse. Es un producto que puedes usar por bastante tiempo y no involucra una pérdida de tiempo ni mucho menos en dinero. Siendo, como te mencionamos en la primera característica, un producto amigable con el medio ambiente que no irá a parar en un buen tiempo a los vertederos de basura. La vida útil de una copa menstrual es de aproximadamente 10 años.
  • Estructura. La estructura de la copa menstrual es mucho mejor que la de un tampón cuando de detener la regla se trata. Una vez que los fluidos generados en el aparato reproductor femenino comience a salir, la copa más que detenerlo, lo que hará es recogerlo para luego desechar su contenido una vez que tengas un tiempo libre. Sin embargo, no sentirás una molestia en la parte inferior de la vagina, ya que el producto de higiene evita los roces de la sangre con los labios vaginales.

¿Cómo funciona la copa menstrual?

La copa menstrual funciona igual que un sello de parche en alguna abertura. Puedes pensar en él como un método de recepción de la sangre una vez que los flujos empiezan a bajar. Y gracias a que está elaborado de un material suave y flexible, puede soportar una capacidad impresionante de líquido.

Como bien te nombramos anteriormente, la función de la copa menstrual es recoger y luego vaciar en algún lado. No son de un solo uso, ya que luego puedes limpiar bien el producto de higiene y esterilizarlo para que se pueda usar en otra ocasión.

En cuanto a su fiabilidad de detención de sangre, debemos aclarar que harán un buen trabajo. Siempre y cuando se escoja el tamaño correcto de copa. Ya que si se elige un tipo de copa que no se adapte a las paredes vaginales, evidentemente los flujos seguirán de largo. Por lo que este es un punto imprescindible en cuanto a su compra.

Por último, y en la misma narrativa de las consideraciones anteriores, las copas no dependen del tamaño para recoger más sangre. Sino que esto último es exclusivamente para las aberturas de la vagina. Así que no pretendas comprar una copa grande solo para recoger más sangre. Cuando en realidad ambas cumplen la misma función.

¿Cómo se usa una copa menstrual?

Presta atención, porque en este apartado hablaremos sobre cuál es el método correcto para usar una copa menstrual. Lo desarrollaremos paso a paso para que no te pierdas ningún punto importante ni tengas dolores de cabeza al momento de introducirlo en las paredes vaginales.

tipos de copa menstrual

Paso 1: lavarse las manos

El primer paso que debemos tener en cuenta para usar una copa menstrual es lavarse las manos. Esto para evitar la infección de virus y bacterias que se alojan en la superficie de la palma y en los dedos. También aprovecha de limpiar la copa para mayor seguridad.

Paso 2: doblar la copa

Una vez que hayas atravesado los protocolos de seguridad e higiene es momento de preparar a la copa para introducirla en el orificio de la vagina. Para ello, debes doblar la copa menstrual en forma de ‘C’ hasta que se encuentre dentro de la vagina.

Paso 3: postura

Para poder ajustar bien la copa dentro de la vagina debes encontrar una postura ideal. Por ejemplo, puedes acostarte y abrir las piernas para introducir el material. Aunque nosotros te recomendamos que mejor te pongas en cuclillas y vayas metiendo la copa.

Paso 4: ajustar la copa

Habiendo completado los pasos anteriores, es momento de ajustar la copa dentro de las paredes vaginales. Para ello, introduce la copa en forma de C y luego déjala que se abra naturalmente. Ella misma se adherirá a las paredes y quedará firme. En caso de que tengas problemas para introducirla, puedes probar con agua o lubricante.

¿Cómo retirar la copa menstrual?

Retirar la copa menstrual es más sencillo que todos los procesos mencionados anteriormente. Lo que tienes que hacer es apretar la base del material o también inclinarla hacia un lado de modo que rompas la firmeza de la copa.

Posteriormente, vas moviéndola lateralmente hasta que encuentres un punto en el que sobresalga. Puede que al principio se te haga un poco difícil, pero con un poco de práctica irás mejorando tanto la forma en que la introduces, como en la manera en la que la retiras.

cómo usar la copa menstrual

Consideraciones básicas de la copa menstrual

Cambio de la copa menstrual

El cambio de la copa menstrual debe realizarse en un periodo de 12 horas desde su introducción. No debes preocuparte por el tiempo en que estará almacenada en las paredes vaginales, ya que es cómoda. Incluso, puedes dormir con ella. En cuanto al vaciado de la copa, se recomienda que se realice unas 2 veces al día.

Cómo lavar la copa menstrual

La forma más sencilla de lavar la copa menstrual es mediante la exposición de agua limpia. Sin embargo, en caso de que te encuentres en la calle, la mejor forma de lavarla sin tener que usar agua pública es cargando con una botella natural o una toalla húmeda. Se pasa a través de la exposición de sangre hasta que no quede ninguna mancha.

Ventajas de la copa menstrual

La copa menstrual, como te habrás dado cuenta, presenta diversas ventajas que valen la pena conocer. Sobre todo para entender qué es lo que la convierte en un producto especial que la diferencia del resto.

No deja salir la sangre al exterior

La copa es un buen retenedor que evita que la sangre no salga en el exterior. A diferencia de otros productos de higiene y moje la ropa interior. Situación que, mínimo, podría provocar malos olores y manchas difíciles de limpiar.

Es versátil

La copa presenta diversas tallas de acuerdo a las necesidades de la menstruación. Lo anterior es ideal por si un día tienes con flujo de sangre más elevado, o en caso de esos días con pocas manchas, uses un producto más pequeño.

Se retira pocas veces

La buena retención combinada con el material de elaboración permite mantener a la copa un buen tiempo alojada en las paredes vaginales. Beneficiando, y mucho, a las mujeres en el sentido de que no tendrán que andar cambiando la copa a cada rato.

Bajo costo – Buena inversión

Teniendo en cuenta lo longevo que es el producto, el precio de la copa menstrual es una verdadera ganga. Ya que es una inversión a largo plazo que durará al menos 10 años. En cambio, cuando de tampones y toallitas sanitarias se refiere, tienes que andar comprando un paquete cada mes. Lo que a largo plazo es un gasto inmenso.

Saludable

La copa menstrual no presentará ningún tipo de inconveniente dentro de las parejas vaginales. No rasgará ni irritará a la vagina. Tampoco resecará las paredes y no queda ninguna fibra adherida. Como si puede ocurrir con los tampones en algunas ocasiones.

productos de higiene personal

Desventajas de la copa menstrual

La copa menstrual es un buen producto, pero presenta algunos inconvenientes. Y son las siguientes:

Se necesita acertar en el tamaño

Uno de los problemas asociados con la copa menstrual es que hay que acertar con el tamaño para que se adapte al orificio de la vagina. Este producto de higiene viene en los tamaños de: grande, mediano y pequeño. También en S, L y M. Así que hay que saber cuál es el tamaño correcto antes de comprarlo.

Poco conocimiento

Existe un gran desconocimiento inherente a la copa menstrual que en ocasiones es un dolor de cabeza. Sobre todo los primeros días, cuando no se sabe cómo colocar muy bien. Esto podría acabar con la paciencia de algunas. Aunque todo está en la práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas, elaboración de perfiles y publicitarias) para crear un perfil según tus hábitos de navegación. Puedes cancelar todas o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas clicando en "Aceptar" y seguir navegando. Te aconsejo leer la Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies