agosto 8, 2022
Lubricante vaginal

Lubricante vaginal

Usar un lubricante vaginal es cada vez más frecuente al tener relaciones sexuales. Para superar la sequedad genital o anal y poder disfrutar mejor del sexo.

Esta sequedad puede ser un factor idiosincrático o producto del paso de los años. Así que para gozar de momentos placenteros, nada mejor que un lubricante aplicado en el punto ideal y en las zonas que deseamos explorar.

Colocarlo puede ser parte de los juegos previos. Puede servir para dar el punto de partida, en simultáneo con la colocación del preservativo, por ejemplo.

Actualmente se cuenta con una amplia variedad de lubricantes, existen los que tienen base de agua, aceite, silicona, de sabores, etc. Así que anímate a probarlo por razones que no sean estrictamente terapéuticas.

Características principales de un lubricante vaginal

Los expertos coinciden en que un buen lubricante vaginal debe ser capaz de no afectar la integridad de los preservativos y proporcionar un efecto duradero durante el tiempo promedio de una relación sexual.

Por lo tanto, debe ser similar a la lubricación natural, con texturas de la consistencia adecuada, que no se seque pronto y esté húmedo durante el tiempo necesario.

Existe una amplia variedad de marcas, que compiten entre ellas para proporcionar una mayor duración y la textura más indicada para esos encuentros íntimos.

Quizás nunca hayas tenido necesidad de usar un lubricante en esa zona tan íntima y al usarlo por primera vez te sientas un poco extraña o te corte la excitación del momento.

Para evitar eso, puedes pedirle a tu pareja que te lo aplique, así agregarás un toque especial a los juegos previos. Quién sabe, es probable que él también sienta que ese momento es algo muy especial y se refleje en la solidez de su herramienta personal.

Lubricante vaginal

Tipos de lubricante vaginal

Dependiendo del uso que se le quiera dar, puede elegirse el tipo de lubricante. Ya sea que tenga base acuosa, de silicona o de aceite, cada uno de ellos tiene sus propias características y sus ventajas y desventajas.

Los que están hechos a base de agua o silicona se aconsejan si se va a tener relaciones sexuales con un preservativo, ya sea masculino o femenino.

Debemos precisar que los beneficios de los lubricantes a base de agua, se acompañan de la desventaja que se evaporan rápidamente.

Recordemos que los de base oleosa dañan el látex que es el componente más común de los condones.

Los lubricantes a base de silicona son muy adecuadas para usarlos en combinación con preservativos. Pueden ser utilizados en sexo bajo el agua o cuando se tiene sexo anal. La desventaja es que dañan a los juguetes eróticos que también están hechos generalmente de ese material.

En el caso que la pareja esté buscando un embarazo, el lubricante vaginal ideal es el de base acuosa. Pues no afectan a la movilidad de los espermatozoides.

Personalizando su uso

A riesgo de ponernos un poco técnicos con la jerga propia de especialistas, al momento de adquirir un lubricante vaginal debes fijarte en el pH y la osmolaridad, características fisicoquímicas que deben analizarse de manera diferenciada para cada persona.

El pH es al grado de acidez, que en una vagina normal es de 3,8 a 4,5 y en cuanto a la zona rectal es de 7. Si el pH se eleva pude aumentar el riesgo de infecciones.

La osmolaridad se refiere a la concentración de sustancias en una disolución, que se mide en osmoles por kilogramo de solución.

El lubricante deberá tener un pH de 4,5 en promedio para usarlo en relaciones genitales y entre 5,5 a 7 para el sexo anal.

Con relación a la osmolaridad, se recomienda un promedio de 380 mOsm/Kg para provocar la menor irritación posible en la mucosa vaginal o la mucosa rectal.

Se recomienda probar el lubricante previamente a su uso sobre la piel sana del dorso de la mano, por ejemplo. Así podremos apreciar la reacción individual y prevenir cualquier reacción adversa.

Lo ideal es que uses el que te recomiende un facultativo, luego de una consulta ginecológica. No dudes en preguntar con toda confianza. Supera la vergüenza pues lo mejor es que un conocedor del tema te oriente.

Lubricante vaginal según tu edad

Para las jóvenes, quizás no sea tan necesario el uso de un lubricante vaginal, pero podrías necesitarlo en caso de sequedad vaginal debido al uso de anticonceptivos o para evitar la rotura de los preservativos.

En ese caso, lo más recomendable es usar lubricantes con base de agua.

Para utilizar los lubricantes que tienen un uso más “travieso” como los de sabores, también se recomienda que tengan base acuosa y que no contengan azúcar.

En el caso de encontrarte en la menopausia, se recomienda el uso de lubricantes que contengan metilcelulosa o carboximetilcelulosa.

Jóvenes y mujeres mayores tienen diferente lubricación vaginal, así que lo mejor es usar el lubricante adecuado para cada edad.

Un poco de química

Revisa las etiquetas de los productos y así te evitarás algunos inconvenientes, además de un gasto innecesario.

Los lubricantes con elevados niveles de propilenglicol han reportado varios casos de alergia, así que mejor es evitarlos.

Componentes como el polyquartenium y otros policuaternarios también están cuestionados, por lo que sería adecuado no usarlos.

Los lubricantes que tienen retardantes como el conocido nonoxinol-9 se asocian a mayores incidencias de irritación, así que también podemos descartarlos para un uso habitual.

El bisfenol A conocido por sus siglas BPA es un compuesto orgánico que puede tener efectos negativos. Por lo que se recomienda usar los productos que contengan otro tipo de plásticos.

Componentes como el methylparaben y el ethylparaben son parabenos autorizados que casi no se absorben por la piel y evitan que se contamine con microorganismos.

Esta característica es muy importante en los productos a base de agua porque debido a la zona de aplicación, lo ideal es que no estén contaminados.

Asimismo, se recomienda evitar los lubricantes que contengan petrolatum o glicoles. Es mejor usar polímeros como la goma xantana y glicerina.

Reiteramos nuestro mejor consejo de que consultes con un médico antes de comprar un lubricante vaginal.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas, elaboración de perfiles y publicitarias) para crear un perfil según tus hábitos de navegación. Puedes cancelar todas o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas clicando en "Aceptar" y seguir navegando. Te aconsejo leer la Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies